jueves, 21 de junio de 2018

Attilio Bertolucci



Torrente


Espumante, fría,
florida agua de los torrentes,
un encanto me das
que más bello conocí jamás;
tu rumor me deja sordo,
nacen ecos en mi corazón.
¿Dónde estoy? ¿Entre grandes rocas
herrumbrosas, árboles, selvas
recorridas por umbrosos senderos?
El sol me hace sudar un poco,
me dora. Oh, este rumor tranquilo,
esta soledad.
Y aquel molino que se ve y no se ve
entre los castaños abandonado.
Me siento cansado, feliz
como una nube o un árbol mojado.

de OpereMondadori I Meridiani, 1997.
(Versión G.M.)


Original italiano:

Torrente 


Spumeggiante, fredda,
fiorita acqua dei torrenti,
un incanto mi dai
che più bello non conobbi mai;
il tuo rumore mi fa sordo,
nascono echi nel mio cuore.
Dove sono? Fra grandi massi
arrugginiti, alberi, selve
percorse da ombrosi sentieri?
Il sole mi fa un po' sudare,
mi dora. Oh questo rumore tranquillo,
questa solitudine.
E quel mulino che si vede e non si vede
fra i castagni abbandonato.
Misento stanco, felice
come una nuvola o un albero bagnato.
de OpereMondadori I Meridiani, 1997.





Biografía:

Nació en 1911 en San Lazzaro, en la provincia de Parma, ciudad donde completó sus estudios, antes de ingresar a la universidad. En Bolonia, donde se graduó en Literatura, un compañero de clase de Giorgio Bassani, asistió a las lecciones de Roberto Longhi. De 1938 a 1954 enseñó Historia del Arte; en Roma, donde se mudó en 1950, se unió al comité de gestión del "Approdo", creando programas para la RAI y dedicándose al periodismo. En 1963, su hijo Bernardo hizo su debut en la dirección de cine, con La commare secco, por un tema de Pasolini.
Bertolucci ganó su educación literaria en el animado ambiente de Emilia y parmesano, donde asistió a Cesare Zavattini, Giovanni Guareschi, Silvio D'Arzo, crítica Oreste Macri y Guanda editor, con el que crea, en 1939, con el collar de poetas "El Fénix".
Precious es el debut poético con la colección Sirio (1929), que será seguida, en 1934, November Fires. Estos poemas cortos, que, sin embargo, difieren de las formas de la inminente hermetismo a ser resueltos, especialmente en un poema de la naturaleza, capturado en su dando a entender la vibración, en su impacto sobre el tema (como se muestra por muchos títulos, es la principal temporada otoño, como una transición y temporada de transición).
Después, sin embargo, sin abandonar los vínculos con su actividad anterior, Bertolucci revela una vocación peculiar y original como narrador en verso, destinado a establecerse por completo en la posguerra. En 1951 salió La capanna indiana, un poema que rechaza los modos del posterismo y el neorrealismo, de la poesía "esotérica" ​​y del comprometido. La historia se desarrolla con un movimiento suave y fluido, al que tanto el lirismo como cualquier intento ideológico-demostrativo son extraños. El resultado es la poesía, bastante inusual e inusual en esta tradición, de una naturaleza atrapada en su manifestación y su flujo, en armonía con la presencia humana que se funde con ella.
Pero La capanna indiana es también el presagio de un proyecto muy ambicioso de lo contrario, cultivado a lo largo de los años y acaba de alcanzar la madurez entre 1984 y 1988, un período durante el cual ven la luz de las dos partes que dividen La Camera da letto. Originalmente la apuesta, aceptada y ganada, puede ser considerada en contra de una afirmación de Edgar Allan Poe, según la cual era imposible realizar una gran composición poética sin ninguna caída en la tensión o el tono. La Camera da letto es, de hecho, un largo poema en versos narrativos, articulado en 46 canciones, en el centro de la cual se ubica la vida familiar, unida simbólicamente al título, a través de la sucesión de las diversas generaciones. El resultado es una especie de épica de lo cotidiano, casi desapercibida, o en menor grado, que van desde los orígenes fabulosos, cuando los antepasados ​​se asentaron en el campo de parmesano, hasta la urbanización de la protagonista, y los años de matrimonio y el nacimiento de los hijos. En cuanto a las cadencias del verso, reaparece ritmo fluido ya visto La capanna indiana, aunque hay momentos más erráticos, especialmente cuando el sujeto revela su incertidumbre ansioso, y débil trama interna compara (o enfrentamientos) con las necesidades más duras de la historia.

El poeta, además, también sintió la necesidad de una escritura más inquieta y sufrida confirmada por la colección de 1971, Viaggio d'inverno. Aquí, como se ha señalado por Maurizio Cucchi, que "requiere la novedad de un poema que se mueve de un aparente estado de calma suave, incluso íntimamente, sutilmente inquieto, en una intensidad dramática que registra la enfermedad, neurosis, que irrumpió en página con momentos de violencia expresiva inesperada, con verdaderos flujos de material verbal [...]. El resultado es un vibrante texto de cuerpo completo, con soluciones disruptivas originalidad en la forma, en la estructura del verso, que se expande, que desemboca en la división con enjambements fuertes, cumpliendo con la tensión interna en las exploraciones de una resolución emocional'. El verso también registra la irregularidad de los latidos del corazón, esas "arritmias" que dan el título a un libro de reflexiones en 1991: Aritmie, Garzanti.



Bibliografía:

Sirio (1929)
Fuochi in novembre (1934)
Lettera da casa (1951)
La capanna indiana (1951)
In un tempo incerto (1955)
Viaggio d'inverno (1971)
Verso le sorgenti del Cinghio (1993)
La Camera da letto I et II, (2 vols. 1984 (I) y 1988 (II))
Aritmie (1991, ensayos)
Verso le sorgenti del cinghio (1993)
Una lunga amicizia (1994, cartas)
La lucertola di Casarola (1997)
Opere (1997)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sandro Penna

He aquí al niño acuático y feliz. He aquí al niño grávido de luz más límpido que el verso que lo dice. Dulce estación de silencio y sol...